Lamatte.es

Saca todo el partido a tu día más especial

Tratamientos de belleza antes de una boda

Los tratamientos de belleza para una boda no comienzan el mismo día cuando te sientas en la silla del estilista, meses antes hay que cuidar de cada una de tus partes, desde la cabeza hasta los pies.

Cabello

Tratamientos de belleza antes de una boda

De nada sirve un lavado, secado y peinado espectacular si la base está deshidratada, con puntas abiertas y sin vitalidad. Hay que hacer una reparación del cabello de adentro hacia afuera.

Los expertos creen que una dieta llena de vitamina B ayuda a sacar el brillo natural del cabello (el cabello opaco es un síntoma de una deficiencia de vitamina B). Alimentos como pescado, nueces y huevos aumentarán el brillo natural de tu cabello.

Y como ayuda, un vigorizante masaje de cuero cabelludo y un tratamiento de 4 semanas de reparación profunda. Verás como tu pelo está brillante, sano y reparado por completo.

Cara

Cuando se trata de la mejor manera de cuidar tu cara, las opciones son tan diferentes como las caras. Si tienes problemas de acné adulto, antes de probar todas las cremas y tomar pastillas orales, acude a un dermatólogo seis meses antes de la boda, para que tu piel se adapte a un nuevo tratamiento y tu cuerpo se adapte a cualquier medicamento nuevo.

Si tu tez es mate, un buen tratamiento estético que realice una limpieza y un peeling facial que mejore la circulación puede ser la solución. Eso sí, acude 6 meses antes de la boda, pues no sabes como va a reaccionar tu piel.

¿El verdadero secreto para una piel bonita? El agua. Bebe mucha agua los meses antes y el día de tu boda para que tu rostro esté radiante.

Ojos

La someras y las bolsas son los problemas más comunes de las mujeres. Puesto que la piel alrededor de los ojos es especialmente sensible, aprende a desmaquillarte con un limpiador especial para los ojos y no frotes.

Una aplicación de cremas anti-ojeras y anti-bolsas cada noche, combinado con un descanso y sueño adecuado, mejora la apariencia de la ojera, y una compresa fría una o dos veces a la semana ayuda a mantener a raya la hinchazón.

Los días antes de la boda, no pruebes los alimentos salados, pues pueden retener líquidos.

Labios

Los labios son los protagonistas de una cara, por eso es recomendable que los mantengas bien hidratados. Aplícate una crema reparadora e hidratante especial para los labios con vitamina E, que combate las grietas y los pliegues que el tiempo y los nervios pueden causar.

También debes exfoliarlos al menos una vez a la semana para eliminar la piel muerta. Por último, protege tus labios con un protector solar, ya que el sol puede dejarlos resecos.

Cuello y escote

Ya que tu vestido sin duda va a lucir algo (o mucho) de cuello y escote, empieza a cuidar esta zona tan olvidada del cuerpo tan pronto como sea posible. Piensa en ello como una extensión de la piel de la cara, pero recuerda que es más frágil y es más fina, puesto que tiene menos glándulas sebáceas que el resto del cuerpo y requiere un cuidado especial para mantenerla suave.

Haz una exfoliación con un peeling suave todos los días, aplica diariamente una crema hidratante ligera y usa protector solar al salir de casa.

Cuerpo

Desde el interior, un multivitamínico diario puede hacer maravillas para una deficiencia de vitaminas. Desde el exterior, la exfoliación es la clave para conseguir una piel más suave, más bronceada y más bonita.

Piernas

Aunque el vestido sea largo, no es motivo para ignorar las piernas. Depílate el día antes y aplícate una crema hidratante rica mientras que las piernas están todavía húmedas.

Pies

Seguramente que disfrutarás de una pedicura antes del gran día, pero además deberás de recibir tratamientos estéticos en los meses previos a la boda. Un pie bien cuidado comienza con una buena exfoliación profunda, con piedra pómez o una lima las durezas desaparecerán.

Puedes tratar tus pies mientras duermes aplicándote una crema hidratante y poniéndote un par de calcetines, que retienen el calor del cuerpo y ayudan a sellar la humedad durante la noche.