Lamatte.es

Saca todo el partido a tu día más especial

Tocados y sombreros para una boda

Cuando elegimos nuestro vestuario en una boda, una parte muy influyente, además del vestido, es lo que vamos a ponernos en el pelo. Un elemento que arte todas las miradas ya que está colocado en un lugar estratégico y muy visible para todos, la cabeza.

Podemos elegir un sombrero, que puede parecer una forma sencilla de acaparar miradas, pero que no es tan fácil de llevar.
Una cosa que hay que tener en cuenta a la hora de decidirse por un sombrero, es que nosotras somos las que tenemos que usar el sombrero, y no al revés.

Tocados y sombreros para una boda

En otras palabras, no queremos que el sombrero sea el que domine en nuestra cara.
La mejor manera de que no se convierta en un problema es seleccionar un sombrero que complemente el estilo del vestido.

Por lo general, es mejor trabajar con un sombrero pequeño o incluso un cantonier, que se sostendrá en la cabeza sin moverse. Esto nos asegura que no nos lo llevará el viento y podremos movernos con total libertad sin estar pendiente del sombrero.

Uno de los elementos más tradicionales elegidos para completar el traje de novia es, por supuesto, un velo.
Los velos de novia se remontan a la antigüedad, pero en algún momento del siglo 19 llegaron a simbolizar la virginidad y la modestia, y por lo tanto estaban vinculados con la pureza de la novia.

Hoy en día, los velos son un accesorio de moda más, y los vendedores nos aconsejarán sobre la mejor largura, el grosor, el patrón y el estilo que mejor le van a sentar al vestido elegido.

Otra consideración que hay que tener a la hora de elegir un velo apropiado, es lo funcional que quieres que sea.
¿Quieres que te cubra la cara mientras caminas por el pasillo? ¿O lo quieres para que cuelgue del recogido todo el tiempo? Tendrás que informarle al peluquero acerca del velo que tienes para que te haga un peinado en consonancia.

Si sueñas con colocarte un bonito tocado, asegurarte de que estén permitidos en el código de vestimenta de la boda.
Hay que elegir un tocado con el que te sientas cómoda con su forma y altura.

La madre del novio siempre debe elegir un tocado más pequeño que el de la madre de la novia. Esta es una regla fija en todos los actos sociales.

Puedes jugar con la creación del tocado ya que puedes ponerle flores, plumas, cintas o cualquier otro adorno que te guste.
Sólo tener en cuenta que la decoración debe de ir en el lado derecho, al contrario que el de los hombres, que se deben poner la chistera en el lado izquierdo.

La hora del día debe ser un referente para elegir el sombrero o el tocado.
Como regla general, el tamaño de la chistera deberá disminuir a medida que avanza el día.
Las grandes alas por la noche se consideran vulgares y extravagantes, ya que no hay necesidad de ellas para taparnos del sol.

Los sombreros de las mujeres son simples accesorios de moda, y son parte de su atuendo, por lo que no se requiere que se lo quiten en el interior. Los hombres, por el contrario, deben hacerlo, especialmente en los edificios religiosos.

Además de quitárselos en el interior, también deben quitarse el sombrero cada vez que habla con una dama (en particular, su nueva suegra). Es una señal de respeto que se remonta a generaciones.